Ritme and Club

> web en construcció

Ressenyes

Chris Hillman no se quedó quieto en su presente, se paseó sin miedo entre todos sus fantasmas del pasado y consiguió insulfar nueva vida a viejas melodías. Escarbó hasta sus mismas raíces y ofreció una primigenia y bella versión del primer éxito de los Byrds: “Mr. Tambourine Man”. En 90 minutos para el recuerdo recuperó tambiém “Turn, Turn, Turn”. Una maravilla de principio a fin. Miquel Jurado, EL PAÍS (20/04/2004)

El ple gairebé asbolut que va registrar el debut de Buddy Miller a Espanya va ser un triple premi a un il·lustre secundari, a un festival com el Blues & Ritmes que s’està guanyant un públic fidel al rock d’arrel americana i a un teatre on la música se sent amb gran nitidesa. Nando Cruz, EL PERIÓDICO DE CATALUNYA (31/1/2005)

T-Model Ford no puntea, no recorre el mástil, es la antítesis del concepto de blues que se tiene por aquí. Él toca la guitarra como si tocara el bajo, y el sonido que desprende es suficiente como para conseguir una aureola completamente enigmática. Entró con el bastón y un vaso de whisky en la mano y se despidió con el recipiente vacío en volandas, ya que la gente agradeció su autenticidad, generosidad, simpatía y el enorme bagaje musical que atesora. Toni Castarnado, MONDO SONORO (04/2005)

Sin desmerecer el gran trabajo en el órgano de Booker T. Jones, ni la firmeza de Donald ‘Duck’ Dunn en el bajo, ni por supuesto el expansivo quehacer de Steve Potts, lo cierto es que la figura de Steve Cropper se elevó por encima del resto. Con sus increíbles y cortantes riffs, producto de una inagotable fuente de creatividad rítmica, el mejor guitarrista de Memphis nos dio una lección universal acerca del soul que más calienta. Noche histórica, sí señor, la del pasado jueves en Badalona. Karles Torra, LA VANGUARDIA (30/04/2005)

A Allen Toussaint se le escapaba la gracia por cada uno de sus poros, consiguiendo el milagro más trascendental, transmitir ese estado en el que se expresan los elegidos como si toda la sabiduría acumulada en alma, dedos y garganta fuera fruto del más casual de los pasatiempos. Qué tino, cuánta ecuanimidad. Ni esto tardó en meterse en el bolsillo a un público entendido, cuanto menos informado, que reconocía sin dilación sus temas. Jaime Gonzalo, RUTA 66 (05/2007)

Written by Ritme-i-Club

febrer 3, 2008 a 7:25 pm

%d bloggers like this: